Entrevista a las responsables de la Vocalía de Residentes Ibamfic

Cristina Gutiérrez, Teresa Montiel y María del Mar Loring se han unido hace poco a la Vocalía de Residentes Ibamfic. Se estrenaron con su voz en El Escorial, colaborando con su participación en el calendario de adviento con consejos de salud para este año 24 de la semFYC, aprovechando el encuentro aquí entre residentes de las sociedades federadas de toda España.

Cristina Gutiérrez, originaria de Santander, realiza la residencia en el Hospital de Inca y el Centro de Salud Coll d’en Rabassa de Palma.
“Estoy muy feliz en Baleares, en el centro de salud y en el hospital. Y con la especialidad que he elegido, por y para los pacientes. Lo que más me gusta es el acompañamiento a lo largo de toda su vida. Es muy enriquecedor.
Estoy en Ibamfic porque considero que el futuro de la Medicina de Familia está en mi generación, en los que un día cogeremos el relevo en la labor que han estado haciendo los profesionales de la sociedad científica”.

 

Teresa Montiel es mallorquina, residente de primer año, en el Hospital de Inca y Coll d’en Rabassa.
“En mi centro de salud nos sentimos en familia, muy bien acogidas. Sobre la especialidad, considero que es la más completa dentro de la Medicina; abarca todas las edades y todos los ámbitos. Es la que más te permite disfrutar de la Medicina.
En Ibamfic, estamos para hacer cosas importantes para la sociedad y la especialidad”.

 

María del Mar Loring es de Málaga. Está haciendo el tercer año de residencia en el Centro de Salud Sant Jordi de Eivissa, del área del Hospital de Can Misses.
“Tuve claro desde el principio que quería hacer la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, por todo lo que abarca y el componente humanitario de la Atención Primaria.
Mi tutora fue quien me animó desde el inicio a estar en Ibamfic. Me gusta la aportación de la semFYC a la especialidad, su filosofía, y por ende, la de esta sociedad federada”.

 

– ¿Fue detonante el pasado encuentro semFYC en El Escorial entre residentes de toda España para entrar en la Vocalía de Baleares?

Cristina
Regresamos muy motivadas de este encuentro, pudiendo compartir lo que hacían los resis de otras comunidades. Esto nos animó a poder hacer lo mismo en Baleares, a través de Ibamfic, en esta vocalía compartida. Somos aquí un equipo.

Teresa
Las jornadas de residentes semFYC significaron la motivación extra que necesitábamos para hacer algo en equipo y de manera comprometida. Tenemos muchas ganas de hacer cosas importantes en la sociedad.

– ¿Por qué elegisteis Medicina de Familia y Comunitaria?

María del Mar
En la Universidad a mí me gustaba todo lo que estudiábamos. Por lo que decidí que era Medicina de Familia y Comunitaria la especialidad que me permitiría tocar más áreas, la más completa.

Cristina
Me pasó como a María del Mar cuando estudiaba; sitio por el que rotaba, sitio que me gustaba. La experiencia en Medicina de Familia y Comunitaria me hizo ver la conexión entre paciente y médico, y fue lo que más me enamoró. Además, me encanta hacer Comunitaria. Así que pronto supe cuál era mi destino.

Teresa
Tenía claro desde un principio las cosas que no quería hacer, como quirúrgica. Analicé los principales inconvenientes de la especialidad, pero esto es lo que quería hacer, y por lo que estuve dispuesta a luchar, para superar estos obstáculos. Y ahora estoy súper satisfecha con la decisión tomada.

– ¿Cómo veis el futuro de la especialidad y de la Atención Primaria?

María del Mar
No me gusta cómo se está desprestigiando la Medicina de Familia, a nivel de comunidad o incluso en hospitalaria. En Eivissa, en muchos centros de salud, hay una carencia de profesionales de la especialidad, con contratos a médicos que no la tienen. Y esto la desprestigia. Y carga a los Hospitales, en Urgencias. Pero, además, los propios pacientes no saben hasta dónde puede llegar muchas veces el médico de familia. Creo que hace falta mucha labor de pedagogía sobre lo que podemos aportar desde nuestras consultas.

Teresa
Seguramente, desde mi R1, me falta mucho todavía por descubrir. Pero me sumo a la queja general sobre el tiempo del que se dispone por paciente, la carga asistencial. Con agendas inabarcables para una jornada. No se puede dar la misma calidad asistencial que si se dispusiera de más tiempo.

Cristina
Yo pienso igual que mis compañeras, que hay un desprestigio considerable de la Medicina de Familia y Comunitaria. Y que es por desconocimiento general de la especialidad, sobre lo que podemos aportar, Al fin y al cabo, no podemos obviar que es una formación que dura cuatro años y que te permite pasar por distintas situaciones para poder manejar todas las enfermedades, hasta agotar todos los medios de nuestro servicio. Desgraciadamente, mucha gente ve al médico de familia como un trámite: “Me duele la barriga, me voy al médico de familia para que me derive al especialista en cuestión”. Desconociendo todo lo que nosotros podemos hacer antes de esta derivación, incluso muchas veces sin necesidad de derivar.
Nuestra cartera de servicios es extensísima; cirugías ambulatorias, estudios que podemos llevar desde el centro de salud, seguimiento de enfermedades crónicas.
Y también está la falta de tiempo, las listas interminables de pacientes para un médico de familia. Que impiden poder destinar la calidad asistencial que siempre precisa el paciente. Para curarle, para acompañarle, para cuidarle.

– De vuestra experiencia, ya, ¿qué destacáis de la relación médico-paciente?

Teresa
Lo he visto ahora, por Navidad, como dos de cada tres pacientes entran en la consulta con un regalo de agradecimiento. Me está encantando la relación cercana que se establece. Traen el regalo y dicen: “Es de parte de mi padre, de mi madre, de mi hermana…”. Ves cómo es toda la familia la que está agradecida con el trato recibido. Es muy bonito. Yo hace muy poco que estoy en consulta, pero ya me sale decir “mis pacientes”.

– ¿Cuáles son vuestros propósitos para Ibamfic?

Cristina
Ya hemos tenido nuestra primera reunión como equipo de residentes de la sociedad científica. Allí hemos puesto nuestros objetivos a corto y medio plazo. Uno de los importantes es que otros residentes sepan también qué beneficios obtienen siendo parte de ella.
Tenemos ganas, sobre todo, de aportar el punto de vista de los jóvenes de la especialidad. Rejuvenecer Ibamfic, por decirlo de alguna forma. Con la ilusión de avanzar en todos los objetivos.

María del Mar
Nuestra primera participación activa en organización de encuentros será en la Jornada de Rural de Ibamfic, en febrero. Queremos fortalecer el papel de la sociedad.

Teresa
Tenemos muchas ganas de organizar jornadas, cursos… Lugares de encuentros que motiven, como a nosotras nos ocurrió en las jornadas de residentes de la semFYC.

– Para terminar, ¿cuál es el valor al que no estáis dispuestas a renunciar, pase lo que pase, ejerciendo la especialidad?

Teresa
Creo que Cristina lo compartirá conmigo: las ganas de empatizar siempre con el paciente, con su sufrimiento. La compasión.

Cristina
Creo que no voy a renunciar jamás a cuidar a mi paciente. Me da igual lo que me pongan por delante, espero ser siempre la mejor médica para mis pacientes.

María del Mar
A la buena comunicación con el paciente. Considero que es el pilar de la Medicina de Familia. Es la base de una buena relación. O aprendes a escuchar, a transmitir el mensaje que quieres hacerle llegar, o haber estudiado no sirve de nada. Y esto debería ser una asignatura, porque no se enseña en la carrera.

Vídeo de la entrevista

Escucha el audio

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *